Joven, bella, inteligente, heredera de Habsburgo y con un árbol genealógico impresionante, su llegada aviva también los celos del pequeño mundo de la nobleza versallesca y de las múltiples y dudosas alianzas. Ya sin ganas de seguir viviendo, falleció el 24 de diciembre de 1692 como consecuencia de unas fiebres puerperales, no sin antes haberse vengado de su infiel marido: En su testamento renunció nuevamente para sí y su hijo a sus derechos a la monarquía española, desheredó por completo a Maximiliano Manuel y dejó todas sus pertenencias al pequeño José Fernando. A la pobre niña no me atrevo a escribirle, ella no recibiría mi carta, ni siquiera sé si esta le llegará a usted, reciba por medio de ésta, para ellos dos mi bendición. El 20 de junio de 1791 se produce la evasión y la desafortunada expedición a Varennes. Una hora y media más tarde, el palacio fue invadido por la multitud, la cual masacró a los guardias suizos.[10]​[11]​. Todo es inútil, ya que las críticas continúan y la reina se gana el apodo de «Madame Déficit». Espero que en su bondad Él tendrá a bien recibir mis últimos votos, ya que los hago después de mucho tiempo para que Él reciba mi alma en Su misericordia y Su bondad. Sus abuelos paternos eran Fernando III, Sacro Emperador Romano Germánico y María Ana de España, mientras que sus abuelos maternos eran Felipe IV de España y Mariana de Austria. Había pensado que debería volver a Munich para darme a mí y a mis súbditos el consuelo de dar a luz allí; pero como los médicos de Viena han expuesto las malas consecuencias que el viaje pudiera traer, tengo que privarme de ese consuelo. De vuelta en el calabozo, a la reina de Francia solo le quedaban unas horas antes de ser ejecutada, horas que María Antonieta empleó en dejar un último mensaje de amor y de perdón a sus seres queridos. Al escribirle el emperador pidiéndole que se separase de la condesa, Maximiliano Manuel respondió, indignado, que no se metiese en su vida. Examinados todos los documentos presentados por el acusador público resulta que, a semejanza de las. María Antonia era la hija menor del rey Fernando IV de Nápoles y de su esposa María Carolina de Austria, (hija de la emperatriz María Teresa). María Antonia Josefa Juana de Habsburgo-Lorena, mejor conocida como María Antonieta de Austria, fue condenada a muerte por conspirar contra Francia, de promover intrigas, de arruinar las finanzas del país e incluso de haber mantenido una relación incestuosa con su hijo Luis … Es la decimoquinta y penúltima hija de la pareja imperial. Los favoritos de la reina están en primer lugar y la cabeza de la reina tiene fijado el precio. Desde su niñez, María Antonia fue, al igual que su madre, una joven tranquila y seria, aunque inteligente y distinguida. Algunos académicos y estudiosos piensan que su comportamiento considerado como frívolo y superficial ayudó a aumentar la agitación durante el inicio de la Revolución francesa; sin embargo, otros historiadores alegan que ha sido injustamente retratada y que las opiniones hacia ella deberían ser más benévolas.[3]​. Sin embargo, la pareja nunca llegó a llevarse bien: el animado y alegre Maximiliano Manuel no tenía nada en común con la sobria y delicada María Antonia. Por último, la familia real amenazada y en medio de una situación muy violenta, es devuelta a París. El 19 de diciembre de 1778, María Antonieta tiene su primer hijo, una niña, María Teresa, llamada «Madame Royale». 4.- ¿Está convencida María Antonieta de haber participado en este complot y esta conspiración? Nueve meses después de la ejecución de su marido, María Antonieta fue juzgada, condenada por traición y guillotinada el 16 de octubre de 1793. Murió en la cárcel. Al día siguiente, la familia real es transferida a la prisión del Temple en condiciones mucho más duras que los de su confinamiento previo en las Tullerías. Otro contratiempo para la reina, pues es presentada como una prueba de su intención de vender la patria a Austria. 3.- ¿Se tiene constancia de que existe un complot y una conspiración para conducir a una guerra civil en el interior de la República? Maximiliano Manuel no tomó esta renuncia en serio, ya que no había sido aprobada por las Cortes en España. El 7 de marzo, una carta de Mercy-Argenteau dirigida a la reina es interceptada y entregada a la Comuna. Decimoquinta y penúltima hija de Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico y de la emperatriz María Teresa I de Austria, se casó en 1770, a los catorce años con el entonces delfíny f… El rumor menciona un retiro de la reina en Val-de-Grâce. El motín es evitado por poco. 2.- ¿Tiene conciencia María Antonieta de Austria (…) de haber cooperado en estas maniobras y contactos? Su matrimonio con María Antonia tuvo lugar únicamente por razones políticas, pues el elector nunca estuvo enamorado de ella. María Antonieta (Viena, 1755 - París, 1793) Reina de Francia. El abad Soulavie, en sus Mémoires historiques y politiques del reinado de Luis XVI, escribe que se pensaba que María Antonieta «se llevaría con ella todas las maldiciones del pueblo y que la autoridad real sería, por este motivo, total y súbitamente regenerada y restaurada». Tras la fuga de Varennes, Luis XVI fue depuesto, la monarquía abolida el 21 de septiembre de 1792 y la familia real encarcelada en la torre del Temple. Se realiza un nuevo protocolo más lujoso y más personal para este fin. El 14 de agosto de 1793, María Antonieta es puesta a disposición judicial ante el Tribunal revolucionario, presentándose como acusador público Fouquier-Tinville. Ella no quiere ser gobernada, ni dirigida, ni siquiera guiada por las personas entendidas. Su espíritu se pliega mal a la complejidad y a la astucia de la «vieja corte» y al libertinaje del rey Luis XV y de su amante Madame du Barry. Tras su muerte, María Antonieta se convirtió en parte de la cultura popular y en una figura histórica importante. Aquí, digo adiós a mis tías y a todos mis hermanos y hermanas, a mis amigos, la idea de estar separada para siempre y sus penas son uno de los más grandes dolores que les doy al morir, que ellos sepan, al menos, que justo hasta mi último momento yo pensaré en ellos. El 13 de junio de 1769, el marqués de Durfort, embajador de Francia en Viena, realiza la petición de mano para el delfín. Por lo demás, pido a Dios que todo resulte bien... Fernando III, Sacro Emperador Romano Germánico, https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=María_Antonia_de_Austria&oldid=127478623, Archiduquesas de Austria de la casa de Habsburgo del siglo XVII, Wikipedia:Artículos con identificadores VIAF, Wikipedia:Artículos con identificadores ISNI, Wikipedia:Artículos con identificadores GND, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0, 13. Rápidamente París se da cuenta de la fuga, aunque La Fayette intenta hacer creer que el rey ha sido raptado por unos contrarrevolucionarios. [13]​[14]​ Poco después, cuando ya la guerra había empezado, la familia real queda retenida por la Convención. Considerado por los monárquicos franceses y las monarquías europeas como Luis XVII. Esta es la cuestión hacia la cual todos sus pensamientos parecen, hasta el presente, estar concentrados. [12]​ Allí moriría, casi dos años más tarde, su segundo hijo varón, a los 10 años de edad, conocido como Luis XVII, aunque por supuesto nunca reinó. Es a usted, hermana mía, que yo escribo por última vez. Al mismo tiempo María Teresa acaricia la idea de unir a otra de sus hijas, Isabel, con el viejo Luis XV. María Teresa I acepta de inmediato. Con la idea de reformar el pensamiento del joven Luis de ocho años de edad, el 13 de julio es separado de su madre y confiado al zapatero Antoine Simon, luego de vanos intentos de la reina por retener a su hijo. Luego de un rápido juicio, durante las llamadas matanzas de septiembre, la princesa de Lamballe, víctima simbólica, es salvajemente asesinada y su cabeza se exhibe en la punta de una pica, paseándola por delante de las ventanas tras las que se halla María Antonieta, la cual a pesar de evitarle ver la escena, se desmayó al tener conocimiento de ésta. El último rey Habsburgo de España, Carlos II el Hechizado, no tenía hijos. Como la reina lo niega, Herman, presidente del Tribunal, la señala como «la instigadora principal de la traición de Luis Capeto», lo cual presupone un proceso por alta traición. La idea es que dejen las Tullerías y se refugien en la plaza fuerte de Montmédy, próxima a la frontera. Un año exacto después de la fuga, el 20 de junio de 1792, una turba de aspecto aterrador irrumpió en las Tullerías, la cual obligó al rey a llevar el gorro frigio rojo para mostrar su lealtad a la Revolución; solo para luego insultar a María Antonieta, acusándola de traicionar a Francia, amenazándola con la muerte. Biografía de María Antonieta de Austria. Francisco I del Sacro Imperio Romano Germánico, manifestación de mujeres se dirige a Versalles, «La triste mediocridad de 'Madame Déficit'.», «Viena, 7 de Mayo de 1766.- La Emperatriz Reina hace una promoción de damas de la Orden de la Cruz Estrellada. Sin hacer ostentación alguna ni mentir, yo dejo creer al pueblo que tengo más crédito del que en realidad tengo, porque si no se me cree, tendré todavía menos crédito. La noche del 1 de agosto, a la 1 de la mañana, María Antonieta fue trasladada desde el Temple hacia una celda aislada en la prisión de la Conciergerie, como "prisionero n° 280". En abril de 1793, durante el reinado del terror, se formó un Comité de Salvación Pública dominado por Robespierre, y hombres como Jacques Hébert presionaron por enjuiciar a María Antonieta. Para darnos una idea de cómo era este príncipe, citemos la breve descripción que el Marqués de Villars hizo de él: "Una de las mentes y uno de los corazones más perversos que uno puede llegar a imaginar". El emperador Leopoldo se sentía ofendido por la conducta de su yerno, pues mientras María Antonia se hallaba embarazada, Maximiliano Manuel estaba viviendo con su amante preferida, la bella condesa Canozza. Insiste en arrestar al cardenal, al que acusa de insultarla al achacarle la compra del collar y el escándalo es inevitable. En su descargo y por lo que se deduce de una carta escrita a su hermano, parece ser que ella no tuvo nunca ninguna influencia acerca de las decisiones políticas tomadas por el rey. Fue enterrada en el cementerio de la Madeleine, calle de Anjou-Saint-Honoré, con la cabeza entre las piernas. Acabo de ser condenada, no a una muerte honrosa, sino a la que se reserva sólo para los criminales, pero voy a reunirme con vuestro hermano. El 1 de octubre se produce un nuevo escándalo: tras un banquete ofrecido a los guardias de corps de la Casa militar, un regimiento de Flandes que acaba de llegar a París, la reina es aclamada, las escarapelas blancas son enarboladas y las tricolores pisoteadas. Esa misma tarde 132 personas mueren como consecuencia de un incendio causado por los fuegos artificiales desplegados en la ceremonia de casamiento. [6]​ El mismo día de la boda se produce un escándalo de protocolo: las princesas de Lorena, alegando su parentesco con la nueva delfina, se permitieron bailar antes que las duquesas, grandes damas de la nobleza, que murmuran ya contra «la Austríaca». Tras los nacimientos, María Antonieta cambia un poco su forma de vida, pero sigue de cerca la construcción del Hameau en Versalles, una aldea en miniatura en la que la reina cree descubrir la vida campestre. María Antonieta intenta influir en la política del rey nombrando y destituyendo ministros caprichosamente o siguiendo los consejos interesados de sus amigos. Ella le dijo: «Disculpe, señor, no lo hice a propósito.». María Antonia Josepha Johanna von Habsburg-Lothringen nació en Viena en 1755, todos la conocemos por haber sido la consorte de Francia y por su trágico final durante la Revolución Francesa.Contrajo nupcias con su primo Luis XVI de Francia, quien para entonces aun era el Delfín de Francia, cuya unión fue movida con el propósito de reconciliar a Austria y a Francia ya que se … Pido sinceramente perdón a Dios por todas las faltas que yo haya cometido en mi vida. Durante su estancia contó con la presencia de Rosalie Lamorlière, una mujer que se preocupó de atenderla y hacerle compañía en su celda. El emperador Leopoldo puso como condición para que la boda se llevase a cabo que María Antonia tenía que renunciar a la sucesión a la monarquía española a cambio de los Países Bajos españoles, que el emperador le prometió a la pareja. Que mi hijo no olvide jamás las últimas palabras de su padre, que yo le repito expresamente: “Que no busque jamás vengar nuestra muerte”. María Antonieta contesta: Fouquier-Tinville pide la pena de muerte y declara a la acusada: «enemiga declarada de la nación francesa». Para evitar gastos se sacrifica el ceremonial en la basílica de Saint-Denis. Fruto de ello, se vota la suspensión provisional, y ambos monarcas son internados en el convento de los Feuillants. En consecuencia, la reina pidió a Fersen empujar a las potencias extranjeras a invadir Francia, y emitir un manifiesto en el que estas amenazaran con destruir París si algo le sucedía a la familia real. La reina está cada vez más sola, sobre todo desde que, en octubre de 1790, Marcy-Argenteau se ha marchado de Francia para ocupar su nuevo cargo en la embajada de los Países Bajos, y de que Leopoldo II, el nuevo emperador (otro de sus hermanos) elude sus peticiones de ayuda. [cita requerida]. Los dos abogados de María Antonieta, Tronçon-Ducoudray y Chauveau-Lagarde, jóvenes e inexpertos, desconociendo el dossier, solo pueden leer, en voz alta, algunas notas que han podido redactar. En 1766 es nombrada por su madre dama de la Orden de la Cruz Estrellada.[4]​. Pasa su infancia entre los palacios de Hofburg y Schönbrunn, en Viena. Otros hablan, casi con descaro, de emprender un proceso de adulterio y pillar a la reina en flagrante delito con el conde de Fersen. Poco antes del mediodía la berlina es detenida en Varennes-en-Argonne. Este supuesto hecho causó un gran enojo en el pueblo y contribuyó a que aumentara el odio que este sentía hacia la reina. Se trata de sellar la alianza franco-austríaca nacida de la famosa «caída de las alianzas» concretada en 1756 por el tratado de Versalles, con el fin de neutralizar la ascensión de Prusia y la expansión de Inglaterra. A estas cuatro preguntas el jurado responde que sí. Una carta sublime, grave y conmovedora, dirigida a su cuñada Madame Isabel, que la princesa real nunca recibirá, pues fue interceptada y entregada a Robespierre y estuvo desaparecida hasta el año 1816, en el que salió a luz con motivo de la restauración borbónica en Francia (Luis XVIII): Muero dentro de la Religión Católica, Apostólica y Romana, en la religión de mis padres, en la cual fui educada y que siempre he practicado, no teniendo ningún consuelo espiritual, ni siquiera he buscado si hay aquí sacerdotes de esta religión, a los otros sacerdotes (constitucionales) si hay, no les diré mucho. La archiduquesa María Antonieta de Austria, princesa de Toscana (Florencia, 10 de enero de 1858 - Le Cannet, 13 de abril de 1883) fue una princesa ítalo-austríaca del siglo XIX. El 15 de julio de 1685, el elector contrajo matrimonio con la joven archiduquesa en Viena, Austria. Breteuil les propone, a finales de 1790, un plan de evasión. En julio, Luis XVI destituye a Necker. Mientras que algunos abogaron por su muerte, otros propusieron intercambiar a ella por prisioneros de guerra franceses o por un rescate del Sacro Imperio Romano Germánico. Sin embargo, ya el filósofo contemporáneo suizo Jean-Jacques Rousseau confirma que la frase no fue proferida por ella, sino por otra reina anterior, María Teresa de Austria (esposa de Luis XIV); la frase original era «S'il ait aucun pain, donnez-leur la croûte au lieu du pâté» («Si no tienen pan, que les den el hojaldre en lugar del paté»). En esa ocasión la pareja volvió a tener relaciones conyugales, puesto que poco después María Antonia anunciaba felizmente que estaba embarazada. Thomas Paine abogó por su exilio a Estados Unidos. Por esta razón y de acuerdo con las leyes sucesorias, María Antonia tenía derecho a heredar la monarquía española, siendo la única hija viva de la emperatriz Margarita Teresa, hermana de Carlos II. Aún mantenía la esperanza que su hijo Luis, a quien el conde de Provenza reconoció como nuevo rey desde el exilio, algún día gobernara Francia. Ella trata de amoldarse al protocolo y a la ceremonia francesa, pero aborrece la corte gala. No fui más que la esposa de Luis XVI, fue él el que cometió los errores y ella aceptó su voluntad. El 26 de diciembre la Convención vota a favor de la muerte de Luis XVI, quien es ejecutado el 21 de enero de 1793.[16]​[17]​. El Manifiesto de Brunswick, publicado el 25 de julio, desencadenó los acontecimientos del 10 de agosto,[9]​ cuando una gran turba armada se apostó fuera de las Tullerías, obligando a la familia real a buscar refugio en la Asamblea Legislativa. La emperatriz se esfuerza por casar a su hija con el mayor de los nietos del rey Luis XV, el delfín Luis Augusto y futuro Luis XVI, que tiene más o menos la misma edad que ella. Da orden a la Secretaría de guerra de aprontar todas las cartas con relación con las operaciones militares de ese tiempo.».

maría antonia de austria

Maradona Sueño Bendito Online, Clases De Vinos En Colombia, Vicente Fernández Está Vivo 2020, A Escondidas Morat, Tales De Mileto Biografía Corta, Pijama Para Bebé, Ofertas En Soriana García, Novio De Eiza González Timothy, Rojo Naranja Tinte, Saldo Tarjeta Alimentación Davivienda, Ropa De Vestir Para Hombres Jovenes,