Se convirtió en cónsul, abdicando o dimitiendo en el año 162 a. C. por razones religiosas, siendo luego re-elegido en 155 a. C., censor en 159 a. C., princeps senatus, y murió como pontífice máximo en el 141 a. C. Escipión Násica desempeñó muchas de las dignidades de su difunto suegro, y destacó por su firme, aunque al final fútil, oposición a Catón el Censor sobre la suerte de Cartago desde alrededor de 157 hasta el 149 a. C. Tuvieron al menos un hijo superviviente (véase más al respecto en la parte inferior). Escipión el Africano, también conocido como Publio Cornelio Escipión Africano; en ciertas ocasiones lo llamaban Africano el Mayor, para poder distinguirlo de su nieto Escipión Emiliano. Muchos historiadores consideran la caída de Carthago Nova como el punto de inflexión de la segunda guerra púnica. En honor a esta victoria, Publio Cornelio Escipión tomaría el nombre con el que se ha hecho célebre: Africano. Lucio, fue nombrado general del ejército que debía desembarcar en Asia Menor (Turquía) y enfrentarse con Antíoco III. *buscabiografias.com, General y político cartaginésUnknown - Unknown. Pero los aliados tenían una visión más real de los intereses de Italia que el Senado romano: lo que este, cegado por sus miedos y sus celos, le negaba, los aliados italianos generosamente se lo concedieron, y en todas las ciudades de Italia se reunieron voluntarios para unirse al joven héroe, y para poder someter a Cartago sin la ayuda del gobierno romano. Los tres hijos supervivientes de esta unión estaban condenados; los hermanos Graco murieron relativamente jóvenes, asesinados o forzados a suicidarse por parientes más conservadores. Escipión, el Africano Hay personajes sobre los que hay que hablar con un cierto respeto. El tratado fue ratificado por ambos senados, el cartaginés y el romano, en el año 201 a. C. Tras regresar a la capital y celebrar sus triunfos sobre Cartago, Escipión ocupó un puesto en el Senado de Roma. Se dice que recorrió con todo el ejército, en una semana, el territorio comprendido entre sus bases de la costa nororiental y la capital cartaginesa en Hispania, Carthago Nova (en púnico Qart Hadast), la actual Cartagena. Viéndolos vacilar, cargó él solo, haciendo avergonzar a los soldados, que no tuvieron más opción que seguirle. Existe la posibilidad de que hubiera regresado a Roma y descansara allí en una cripta aún no descubierta. Él nunca se sometería a las leyes del Estado, y por lo tanto decidió expatriarse para siempre. Hay versiones que indican que en realidad fue un esclavo ligur quien rescató al padre de Escipión. Ninguno de los descendientes de Escipión, salvo Escipión Emiliano, sobrino de su mujer que se convirtió en su nieto adoptivo, se le acercó en el nivel alcanzado por su carrera política y éxitos militares. Carthago Nova cayó en 209 a. C. tras un brevísimo episodio. La victoria de esa batalla le regaló el agnomen: africano. Sin embargo, al llegar las tropas cartaginesas de Aníbal y Magón a África, se decidió romper el acuerdo mediante la agresión a unas naves romanas que buscaron refugio de una tormenta cerca de Túnez. Al mismo tiempo, los censores le conferían el título de princeps senatus en el año 190 a. C. Escipión fue testigo en el senado del recrudecimiento de los conflictos externos que amenazaban a la república. Parece que desde algún tiempo se había formado la idea del proyecto de trasladar la guerra a África, y así obligar a los cartagineses a llamar a Aníbal de Italia. Al regresar del este, Publio Cornelio y su hermano fueron procesados por sus opositores políticos liderados por el Censor Marco Porcio Catón, quienes le acusaron de corrupción y robo de 500 talentos. Aunque el Senado prestó oídos a estos ataques, no se atrevió a la revocación inmediata, pero envió una comisión a Sicilia para investigar el estado del ejército y, si los cargos en su contra eran fundados, que le ordenara volver a Roma. El Africano regresó a Roma con su hermano Lucio después de la finalización de la guerra en 189 a. C., pero sus últimos años fueron amargados por los continuos ataques de sus enemigos. La última ciudad púnica en Hispania, Gadir (la actual Cádiz), se rindió ese mismo año. Cornelius Scipio Aemilianus Africanus Numantinus, Publius. La arqueología aún no ha determinado el lugar de enterramiento de Escipión el Africano. Escipión, dando muestras de una magnanimidad y moderación impropias de su época, prohibió el saqueo de la ciudad y respetó la vida de sus ciudadanos; respetando también la vida de Magón, comandante de la guarnición de Cartago Nova. Mientras, en Hispania se producían constantes sublevaciones contra Roma, debido, principalmente, a la avaricia y crueldad de los gobernadores romanos. Con solamente dos quinquerremes se aventuró a salir de su provincia, y llegar a la corte de Sifax. Ocho mil de los soldados romanos, descontentos por no haber recibido su salario habitual, y ante impedimento de saquear los pueblos, se aprovecharon de esta oportunidad para iniciar un motín, pero Escipión se recuperó a tiempo para sofocarlo. En el curso de la investigación se alegó que Escipión había permitido que Pleminius continuara en el mando después de haber sido plenamente informado de la mala conducta de su lugarteniente, y entonces Quinto Fabio Máximo y sus otros enemigos aprovecharon la oportunidad para arremeter contra la conducta de Escipión, y presionar para su retiro inmediato. Biografía de Escipión el Africano antes de Hispania Los cinco años que pasaría Publio Cornelio Escipión el Africano en la península Ibérica le convertirían no solo en el gran archienemigo de Aníbal Barca y el mando militar romano más brillante de las Guerras Púnicas, sino en uno de los mejores de toda la historia de la antigua Roma. Primer Ministro del Reino Unido: 1940-1945, 1951-1955 Partido político: Conservador, Liberal Padres: Lord Randolph Church... No olvide las tildes. Aunque tenía órdenes de permanecer a la defensiva, las desobedeció y preparó la invasión de la Iberia cartaginesa. Escipión el Africano (el Mayor). A pesar de que, con 24 años, no tenía edad para ocupar dicho puesto, fue elegido por unanimidad, siendo una excepción a la regla, tolerada por la precaria situación de Roma. Al llegar a Hispania, los romanos controlaban otra vez solo la costa nororiental, desde los Pirineos hasta el Iberus. Militares de la Antigua Roma del siglo II a. C. Militares de la Antigua Roma de las guerras púnicas. Publio Cornelio Escipión el AfricanoGeneral romano, héroe de la segunda Guerra Púnica entre Cartago y Roma Nació el 20 de junio 235 a. C. en Roma.En el 210 a.C., tras servir en las legiones romanas enviadas contra el general cartaginés Aníbal en el norte de Italia, obtiene el mando de los ejércitos romanos en Hispania con el título de procónsul. Mientras Catón el Censor reprimía las sublevaciones en Hispania, Roma vencía a Filipo V en la batalla de Cinoscéfalos. Escipión el Africano Escipión el Africano, también conocido como Publio Cornelio Escipión Africano; en ciertas ocasiones lo llamaban Africano el Mayor, para poder distinguirlo de su nieto Escipión Emiliano. Al regresar a Roma, Escipión aseguró su elección como cónsul y obtuvo permiso para desembarcar en África. Este ofreció liberar a los cautivos sin rescate, si el Africano obtenía para él una paz favorable, pero aunque el padre rechazó su propuesta, Antíoco envió de vuelta a su hijo mientras él estaba ausente del ejército a causa de una enfermedad. Biografia de Publio Cornelio Escipión el Africano Heredero de las virtudes de la madre Roma, tanto del patriciado, por parte de su padre Publio, como de la plebe, por la de su madre Pomponia, el joven Escipión encarnó la voluntad de vencer en la segunda guerra púnica , cuando todavía Aníbal esgrimía la amenaza de su espada en las mismas puertas de la Ciudad Eterna. Así, en el año 211 a. C. se autopropuso para procónsul, pero el Senado acabó negándose, encabezado por Quinto Fabio Máximo, y fue enviado a Hispania con solo el grado de general, con un imperium sobre las legiones en Hispania, sin tener ningún título debido a su poca experiencia y a su juventud, y con un nuevo ejército constituido por dos legiones, y un consejo asesor de militares prestigiosos. El famoso de la […] Militares de la Antigua Roma del siglo III a. C. Senadores de la Antigua Roma del siglo III a. C. Senadores de la Antigua Roma del siglo II a. C. Wikipedia:Páginas con enlaces mágicos de ISBN, Wikipedia:Artículos destacados en la Wikipedia en ruso, Wikipedia:Artículos con pasajes que requieren referencias, Wikipedia:Artículos con identificadores VIAF, Wikipedia:Artículos con identificadores ISNI, Wikipedia:Artículos con identificadores BNE, Wikipedia:Artículos con identificadores BNF, Wikipedia:Artículos con identificadores BNC, Wikipedia:Artículos con identificadores CANTIC, Wikipedia:Artículos con identificadores GND, Wikipedia:Artículos con identificadores LCCN, Wikipedia:Artículos con identificadores NLA, Wikipedia:Artículos con identificadores ULAN, Wikipedia:Artículos con identificadores BIBSYS, Wikipedia:Artículos con identificadores UB, Wikipedia:Artículos con identificadores Open Library, Wikipedia:Artículos con identificadores BVMC persona, Wikipedia:Control de autoridades con 20 elementos, Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0, Lucio Licinio Craso Escipión –hijo menor, adoptado por su abuelo, Cornelia – hija, se casó con Publio Cornelio M. f. Léntulo, La toma de la ciudad de Cartago Nova se convirtió en un mito y pasó a la literatura, el arte y la música bajo el título de, El escritor, filólogo y lingüista español. Apiano, otro historiador griego del siglo II d.C., habló sobre las guerras de Escipión el africano en varios libros de su «historia romana», compilados sobre una base geográfica. El nieto mayor de Escipión el Africano Publio Cornelio Escipión Nasica Serapión se convirtió en cónsul en 138, mató a su propio primo Tiberio Sempronio Graco (163–132 a. C.) en 132. Tras casi un día entero de batalla y en inferioridad numérica, el ingenio de Escipión frente a los ochenta elefantes y aproximadamente cuarenta mil cartagineses dio una gran victoria a los romanos y sus aliados. En el 210 a.C., tras servir en las legiones romanas enviadas contra el general cartaginés Aníbal en el norte de Italia, obtiene el mando de los ejércitos romanos en Hispania con el título de procónsul. También participó en la batalla de Cannas, la mayor derrota militar romana hasta la batalla de Arausio. El propio Aníbal decidió llevar a cabo las negociaciones de paz con Roma, pues comprendió que era inútil seguir resistiendo. Comienza la segunda guerra púnica Las etapas principales de la vida de Escipión se describen en los libros XXI - XXXIX. En consecuencia, si la guerra iba a continuar en el extranjero, la realización de la misma debía necesariamente recaer sobre Escipión. No habiendo llegado a acuerdos, se dispusieron a la lucha. Asdrúbal, cuyo ejército había cruzado los Alpes y se preparaba para reunirse con Aníbal, fue derrotado por los romanos en la batalla del Metauro, en 207 a. C. De nuevo en Roma, Escipión se convirtió en candidato al consulado, y fue elegido para el año siguiente (205 a.C.) por el voto unánime de todas las centurias, a pesar de que aún no había ejercido el cargo de pretor, y sólo tenía treinta años de edad. Estos son los libros «Guerras ibero-romanas», «Guerras púnicas» y «Asuntos sirios». Acompañaba entonces a su padre, por entonces cónsul, y se le había asignado el mando de una turma (escuadrón de caballería) en la retaguardia, alejado del peligro. Tuvieron un feliz y fructífero matrimonio. Dicho autor pertenecía al séquito del nieto de su héroe, Escipión Emiliano, y por lo tanto, estaba familiarizado con la viuda de Escipión el Africano, sus hijas, su yerno, su cuñado y su amigo más cercano, Cayo Lelio. Aníbal recibió ordenes de dejar Italia, pero Escipión obtuvo frente a él una victoria decisiva en la batalla de Zama en el 202 a.C. Este triunfo, que terminó con la segunda Guerra Púnica, le proporcionó el título honorífico de Africano.En el 190 a.C., Escipión se convirtió en legado de su hermano, el cónsul de la provincia de Asia Lucio Cornelio Escipión (conocido como el Asiático), en la guerra contra el rey Seléucida Antíoco III, a quien aplastaron en la gran victoria romana de Magnesia del Sípilo, en Asia Menor.Al regresar a Roma, su enemigo Marco Porcio Catón (Catón el Viejo) le acusó de aceptar sobornos de Antíoco. En esta ocasión ya dio indicios del orgullo que le caracterizó durante toda la vida pues, cuando los tribunos de la plebe se opusieron a la edilidad que solicitaba, él respondió con altivez: "Si todos los quirites desean hacerme edil, tengo los años suficientes".[1]​. Escipión el Africano. No use símbolos ni comillas. Poco después de su regreso, él y su hermano Lucio fueron acusados de haber recibido sobornos de Antíoco para tratar al monarca con poco rigor, y de haberse apropiado de una parte del dinero que había pagado Antíoco al estado romano. El tribuno C. Minucio Augurino ordenó que lo llevaran a la cárcel y allí estuviera detenido hasta que el dinero fuese pagado; ante lo cual el Africano, más enfurecido aún con este nuevo insulto a su familia, rescató a su hermano de las manos de los oficiales del magistrado. Pero a Publio le bastó con un discurso para calmar los ánimos. La insurrección, sin embargo, acabó pronto; y se infligió una terrible venganza sobre la ciudad de Illiturgi, que había tomado parte principal en la revuelta. Después de Cannas, la situación llegó a su punto crítico cuando los ejércitos romanos enviados por el Senado a Hispania, con el objetivo de acabar con las bases cartaginesas en la región, fueron aniquilados por Asdrúbal Barca, hermano de Aníbal, muriendo en dichos combates Publio y Cneo Cornelio Escipión, padre y tío respectivamente de Escipión el Africano, a causa de la traición de los mercenarios celtíberos. Es importante destacar que, entre todos los generales de Ro… Las propiedades de Lucio, sin embargo, fueron confiscadas, y, aunque no eran suficientes para pagar la multa, sus clientes y amigos contribuyeron generosamente para saldarla. Pasó sus últimos días en el cultivo de su finca de Liternum, donde escribió sus memorias, y al morir se dice que había pedido que su cuerpo fuera enterrado allí, y no en su país ingrato. Escipión nunca regresó a Roma. Allí se encontró con su antiguo adversario, Asdrúbal, el hijo de Giscón, que había pasado de Gades con el mismo fin. Fue nombrado Censor y princeps senatus en 199 a. C., sus parientes y seguidores ocuparían regularmente cargos directivos. Escipión se negó a defenderse por las acusaciones de los cargos de traición y malversación y se retiró a un exilio voluntario. Durante la campaña, Escipión asentó a sus heridos y veteranos en una ciudad turdetana preexistente, a la que llamó Itálica, bajo y junto al actual Santiponce, unos kilómetros al norte de Hispalis, la moderna Sevilla. En virtud de su papel, es una de las principales figuras de todos los trabajos sobre la historia de las Guerras Púnicas (por ejemplo, I. Shifman, S. Lancel, E. Rodionov), así como en varias monografías y artículos. La captura de Carthago Nova, así como su popularidad personal, llevó a que muchas de las tribus hispanas desertaran de la causa cartaginesa, y cuando retomó las acciones en el año siguiente, 209 a. C., Indíbil y Mandonio, dos de los más poderosos y hasta ahora más fieles partidarios de Cartago, abandonaron el campamento de Asdrúbal y esperaron la llegada de Escipión. En la historiografía, Escipión el Africano aparece inevitablemente en todas las revisiones generales de la historia de la República Romana (por ejemplo, en las obras de T. Mommzen y S. Kovalev). Hijo de Paulo Emilio, adoptado por Publio Cornelio Escipión, el Africano, se educó en un ambiente helenístico y fue amigo de Polibio. Este personaje fue un gran político de la Republica romana que trabajó como general en el tiempo de la segunda guerra púnica. Este yerno fue un romano distinguido por derecho propio. Posteriormente aplastó a los últimos restos de la insurrección en Hispania. En el 151 a.C. participó en las campañas en Hispania de Galba y Lúculo, como lugarteniente de este último, y se distinguió en las guerras contra las tribus celtíberas de la Meseta. Escipión el Africano o Publio Cornelio Escipión Africano (en latín, Publius Cornelius Scipio Africanus; Roma, 20 de junio de 236 a. C.-Liternum, Campania, 3 de diciembre de 183 a. C.) fue un general y político romano, nombrado cónsul en los años 205 a. C. y 194 a. C. Comenzó su carrera militar a inicios de la segunda guerra púnica el 218 a. C.; según algunas fuentes, fue uno de los comandantes que lograron sobrevivir de la batalla de Cannas en el 216 a. C. Después de la muerte de su padre y su tío en batalla con los cartagineses en Hispania, Escipión se convirtió en el comandante en esta región —en calidad de imperator—, con la autoridad del procónsul de 211 a. C. hasta 206 a. C.; tomó Carthago Nova en 209 a. C., derrotó a Asdrúbal Barca en 208 a. C., destruyó los ejércitos de Magón Barca y de Asdrúbal, hijo de Gisgon en la Ilipa a finales de 206 a. C. Como resultado, los romanos controlaron todas las posesiones cartaginesas en Hispania, lo que tuvo una influencia decisiva en el resultado de la guerra. En 193 a. C., junto con Cayo Cornelio Cetego y Marco Minucio Rufo, fue uno de los comisionados enviados a África para mediar entre Masinisa y los cartagineses,[3]​ y en el mismo año, de acuerdo con una historia relatada por Quinto Claudio Cuadrigario, fue uno de los embajadores enviados a Antíoco en Éfeso, en cuya corte Aníbal residía. Cuando comenzó una nueva guerra contra Siria, se convirtió en legado de su hermano Lucio, el año 190 a. C. En la batalla de Magnesia, ayudaría a su hermano a derrotar al rey Antíoco III de Siria por completo, y obligándolo a pedir la paz con Roma. En 190 a. C. Lucio Cornelio Escipión, el hermano de Escipión el Africano y Cayo Lelio fueron elegidos cónsules. Reforzado con sus nuevos aliados, el ejército romano avanzaba con rapidez por el sur. C.. Fue absuelto de las acusaciones, pero se retiró de la vida pública para vivir en su villa en Liternum (Campania) donde murió el 3 de diciembre 183 a. C.Escipión el Africano está considerado como el general romano más importante anterior a Julio César. Esta altiva conducta parece haber producido una impresión desfavorable, y su hermano fue llevado a juicio en el curso del mismo año, declarado culpable y condenado a pagar una fuerte multa. En 203 a. C., destruyó el ejército de Asdrúbal Giscón y el rey de Numidia Sifax, y luego otra vez volvió a vencer a Asdrúbal en las grandes Llanuras y puso bajo su control toda Numidia colocando como rey a su aliado Masinisa. Los tribunos deseaban renovar la persecución, pero Graco sabiamente los persuadió para que abandonaran la acusación. Las legiones malditas, Ediciones B, … Escipión volvió a triunfar, y el ejército cartaginés quedó definitivamente destruido. Allí pasó unos años como asesor militar del rey hasta que el Senado romano mandó soldados a apresarlo, por lo que, al enterarse, se suicidó en 183 a. C. Lucio Cornelio Escipión recibió por el éxito de esta campaña el sobrenombre de "el Asiático". Las duras condiciones impuestas por Roma fueron: pérdidas de todas las posesiones de Cartago fuera del continente africano; prohibición de declarar nuevas guerras sin el permiso del pueblo romano; obligación de entregar toda la flota militar; reconocimiento de Masinissa como rey de Numidia y aceptación de las fronteras entre Numidia y Cartago que este determinase; pago de 10 000 talentos de plata (aproximadamente 260 000 kg) en 50 años; mantenimiento de las tropas romanas de ocupación en África durante tres meses; entrega de 100 rehenes escogidos por Escipión, como garantía del cumplimiento del tratado. La subyugación de Hispania era considerada por Escipión, solo como un medio para un fin. Sin embargo, Séneca[8]​, habiéndose trasladado a la villa en Liternum que perteneció a Escipión el Africano, dice que él había «reverenciado su espíritu [el del Africano] y a un altar que creo que es la tumba de aquel gran guerrero». habían caído y sus habitantes reducidos a la esclavitud. Los comisionados llegaron a Sicilia a principios del año 204 a. C. Durante el invierno Escipión había estado ocupado en la realización de sus preparativos, y en ese momento su ejército y la marina estaban en el estado más eficiente. En 206 a. C. se produjo la última gran batalla en suelo hispano, enfrentándose cartagineses y romanos en la batalla de Ilipa, cerca de Hispalis. La guerra volvió a empezar, pero la situación era ahora muy diferente. Metelo Escipión fue el último Escipión en distinguirse política o militarmente. Escipión el Africano (el Menor). Livio dice en su Historia de Roma que estatuas de Escipión el Africano, Lucio Escipión y del poeta Ennio, un amigo de la familia, estaban en la tumba de los Escipiones cuando él la visitó. Italia, c. 235 a. C. – Liternum (Italia), 183 a. C. General romano, vencedor sobre Aníbal. Procure no dejar espacios tras la última letra. Escipión, a su vuelta a Hispania fue sorprendido por una formidable insurrección contra el poder romano que había estallado entre muchos de los hispanos. Todos lo hicieron, uno por uno, temerosos y avergonzados de sus actos (incluso Quinto Fabio Máximo, hijo de Fabio Máximo, el mayor enemigo político de la familia Escipión). Antíoco III tuvo que ceder tierras a los aliados de Roma y pagar un fuerte tributo. Italia, c. 185 a. C. – Roma (Italia), IV-V 129 a. C. Militar y político romano, destructor de Numancia. Escipión compartió el mismo nombre que su padre, un cónsul romano. Llegó allí en el 209 a.C., dirigió un ataque sorpresa contra el cuartel general del Ejército cartaginés en Cartago Nova (ahora Cartagena), perdiendo los cartagineses su principal base de aprovisionamientos.En el 208 a.C. expulsó al general cartaginés Asdrúbal Barca de Hispania tras obtener la momentánea adhesión de algunos jefes militares indígenas, como Indíbil y Mandonio, pero no pudo impedir que aquél cruzara los Pirineos para ayudar a su hermano Aníbal en el 207 a.C. Escipión regresó triunfal a Roma en el 205 a.C., tras conquistar la Hispania meridional, incluida Gades (la actual Cádiz), y le eligieron cónsul. En la primavera de 203 a. C., Asdrúbal Giscón, y Sifax meditaban un ataque general por tierra y por mar contra las fuerzas de Escipión, pero este último, que fue informado de su plan por algunos númidas, se anticipó y atacó sus dos campamentos en la noche, causando ingentes pérdidas a los cartagineses y los númidas, lo que permitió poner sitio a la ciudad de Útica. [cita requerida]. Magón había abandonado Hispania y cruzado a Liguria para intentar ayudar a su hermano Aníbal, por lo que ya no había más enemigos en Hispania. Al año siguiente (210 a. C.) los romanos decidieron reforzar su ejército en Hispania, y colocarlo bajo el mando de un procónsul. Su objetivo era preparar un ejército con el que desembarcar en África, amenazando a Cartago en su propio territorio y forzando así la marcha de Aníbal de Italia, pero los más antiguos miembros del Senado, y entre ellos Quinto Fabio Máximo, se opusieron a este proyecto, en parte por considerarlo arriesgado y en parte por celos al joven cónsul. En esto tuvo más éxito de lo que se podía haber anticipado. Apenas este peligro desapareció, Escipión fue presa de una grave enfermedad. Magón, quien se encontraba todavía en Gades, no había tenido dificultades para instigar la revuelta. Las últimas bases de Cartago en Hispania caían rápidamente. Polib… Debido a estas acciones Escipión ya se había ganado el favor del pueblo hasta tal punto que fue nombrado por unanimidad edil curul en el año 212 a. C., aunque no tenía aún la edad preceptiva. En los años siguientes, Escipión se convirtió en el hombre más influyente de la República romana. Una descripción de varias campañas militares y batallas individuales a menudo convierte a Apiano en un conjunto de pequeños episodios conectados, pero al mismo tiempo el escritor a menudo ofrece versiones alternativas de los eventos, y esto dice que confía en la tradición pre-Polibio. Hijo de Paulo Emilio, adoptado por Publio Cornelio Escipión el Africano, se educó en un ambiente helenístico y fue amigo del historiador griego Polibio. El hijo de Serapión, el cuarto Escipión Násica, fue aún más conservador, y fue elevado al consulado en 111 a. C. Los hijos de este Escipión Násica se convirtieron en pretores solo poco antes de la guerra Social o de los marsos, que empezó en el año 91 a. Por lo que pudo informarse de manera concreta con todas estas personas mientras que la fuente principal para el historiador Achaeano se convirtió en las historias de Lelio. Todo lo que pudo obtener Escipión fue la provincia de Sicilia, con permiso para cruzar a África, si era en beneficio de la República, pero el Senado se negó resueltamente a darle un ejército, con lo que la autorización concedida a regañadientes carecía de utilidad práctica. Aníbal no sólo no había vuelto a derrotar a las legiones, sino que había perdido casi todos sus apoyos: las principales bases rebeldes (Capua, Tarento, Siracusa, etc.) Escipión Africano tuvo dos hijos. Los ejércitos romanos y sus aliados de Pérgamo se enfrentaron con las tropas sirias en la batalla de Magnesia, en 190 a. C. Antíoco III no escuchó los consejos de Aníbal acerca de cómo debía situar las tropas, despreciándolo por ser un general extranjero, e hizo caso a sus consejeros que propusieron un plan que los llevaría a la derrota absoluta y a una gran victoria para Roma. Busto de sacerdote de Isis, confundido tradicionalmente con Escipión como senador, Publio Cornelio Escipión en la literatura, la pintura y la música, Comentario al Sueño de Escipión de Cicerón, https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Escipión_el_Africano&oldid=130839896.

escipión el africano biografía

Virtual Clonedrive Descargar, Miconazol O Clotrimazol Para Candidiasis, Reproducción Del Camaleón, Insectos México Pdf, La Era De Hielo 2 Doblaje, Ayuda Funeraria Caja Popular Mexicana, Imágenes Traducido En Inglés, Pulisic Fifa 20 Modo Carrera,